☰ Menú
Llenas de orgullo y emoción familias HIPPY  protagonizaron ceremonias de cierre de año

Llenas de orgullo y emoción familias HIPPY protagonizaron ceremonias de cierre de año

Nelson Bravo, llega de la mano con su hija Pía de 3 años, a la ceremonia de cierre de HIPPY en Villa Mininco, viene un poco apurado, ya que acaba de salir del turno de noche. Pero eso no es impedimento para lucir orgulloso y feliz por el cierre de esta etapa. Comienza la actividad y una a una las familias son llamadas adelante para recibir el certificado de participación y la carpeta con los trabajos realizados durante el año. Es el turno de Nelson y Pía, juntos caminan de la mano y reciben el reconocimiento de su tutora, Elvia, quien también los abraza emocionada.
Esta actividad es el cierre de un año de trabajo, pero para muchas familias, es el inicio de una nueva forma de vincularse con sus hijos, de enseñarles y de acompañarlos. Así lo reconoce Nelson “la experiencia de HIPPY ha sido excelente y me ha ayudado mucho con mi hija. Hay muchas de las actividades que vamos practicando día a día, como cuando vamos a hacer compras o a pasear a la plaza. Son cosas tan simples como ir por la calle saltando y la Pía va contando, así ha aprendido los números. HIPPY es enseñar jugando”, agrega.
Así se vivieron las ceremonias de cierre en las 8 comunas donde HIPPY estuvo presente este año; madres y cuidadoras emocionadas y tutoras orgullosas de sus familias. Todos acompañados por sus coordinadoras HIPPY, autoridades locales y de CMPC, quienes presenciaron la entrega de diplomas y medallas, para las familias que completaron las 30 semanas de participación en el programa.
En la ocasión, Enrique Neira, alcalde de Angol, manifestó su gratitud y reconocimiento al equipo por la implementación de HIPPY, “hoy hemos sido testigos del éxito que ha tenido el programa en nuestra comuna, es primera vez que lo hacemos y esperamos que siga por mucho tiempo más. Quiero agradecer infinitamente a CMPC por esta alianza estratégica, que permite beneficiar a los niños de esta comuna”.
Natalia Vergara, tutora de la comuna de Santiago, comentó acerca de su trabajo con familias de la comuna. “Mi experiencia como mamá y como tutora en el programa HIPPY me ha hecho mirar hacia atrás y sentirme totalmente satisfecha con todo lo que he logrado. Cuando tú ves el programa desde afuera, no ves el impacto que causa; pero cuando tú lo impartes, es una experiencia nueva, totalmente maravillosa y enriquecedora. Lo más importante de HIPPY es empoderar a madres, padres, abuelas, para que ellos mismos puedan apoyar desde sus hogares, los aprendizajes de sus hijos”, concluyó.
Sentimientos similares expresó Ana Betancourt, mamá HIPPY de Santiago, “el programa para mí ha sido una experiencia maravillosa llena de aprendizajes, tanto para mí como para mi hija. Ser yo la que pueda entregarle herramientas para que desarrolle su conocimiento es increíble. Nos llenamos de paciencia y conocemos más a nuestros hijos”.
Por su parte Carolina Andueza, gerenta de Fundación CMPC y Directora de HIPPY Chile, señaló que “es maravilloso poder cerrar con estas ceremonias de encuentro con las familias y sus niños, este año de esfuerzo y aprendizaje en HIPPY Chile. Quiero destacar especialmente la dedicación y compromiso de las tutoras comunitarias. Es muy gratificante ver tan pronto los frutos que esto produce en empoderarlas a ellas, a los papás y mamás, y finalmente todo lo que han crecido y aprendido los niños y niñas. Estoy profundamente agradecida de la oportunidad que nos ha dado a todos HIPPY, de crecer juntos para darles un mejor futuro a nuestros niños”, finalizó Andueza.
Durante el 2019 HIPPY se implementó en 8 comunas de las regiones Metropolitana, Biobío y La Araucanía, beneficiando a más de 240 familias y 26 tutoras comunitarias.