☰ Menú
Sí, se puede: El gran salto de la Escuela Básica Dollinco en los resultados del Simce

Sí, se puede: El gran salto de la Escuela Básica Dollinco en los resultados del Simce


En un sector rural a 12 kms de Nacimiento, camino a Santa Juana, se encuentra este establecimiento, que a través del trabajo constante y metódico ha conseguido en poco más de una década incrementar en 100 puntos su promedio en el Sistema de Medición de la Calidad de la Educación. ¿Cómo lo consiguió?

En 13 años pasó del último al primer lugar de la comuna, obteniendo además un puntaje superior al promedio nacional. Ese es el logro que la Escuela Básica Dollinco de Nacimiento, apoyada durante todo ese tiempo por Fundación CMPC, obtuvo en el Simce 2018 de 4° básico, tras ponerse metas y objetivos claros, de acuerdo a las exigencias del Ministerio de Educación.
Estos resultados, según comenta el director de la Escuela Básica Dollinco, Gerardo Cisternas, se han logrado tras un trabajo sistemático y compromiso del cuerpo docente, dando como resultado el incremento de 100 puntos desde inicios de la década del 2000 a la actualidad.
De esta manera mientras el promedio nacional en Lenguaje es de 271, Dollinco obtuvo 311. En matemática en tanto, el promedio de las escuelas en Chile es de 260, mientras que el de este establecimiento alcanza los 327 puntos.
Paola Reinares, coordinadora de proyectos de Fundación CMPC, explica que desde la institución apoyan a esta y otras escuelas con programas educativos para cada nivel, material complementario, y asesorías y capacitaciones para profesores y directivos, enfocados en el primer ciclo, prekinder a 4° básico. También se realiza un seguimiento de los resultados, con un sistema de evaluación que se aplica cuatro veces al año.
“Sin duda que estos logros son fruto del trabajo de todos los que participamos en el proceso educativo. Nosotros como Fundación apoyamos a los profesores y directivos para que los niños aprendan más y mejor, y por supuesto que la escuela tiene el rol central, a través de sus docentes, directivos y apoderados, quienes hacen un trabajo diario, metódico y sistemático para mejorar sus resultados,” afirma Paola.
Por su parte Carolina Andueza, Gerente de Fundación CMPC señaló que “en estos 19 años de trabajo con las escuelas, podemos decir que nuestro modelo de asesoría se caracteriza por su mirada a largo plazo, la adecuación de los programas a las necesidades de los beneficiarios, el acompañamiento constante, la focalización en determinadas asignaturas y un equipo de gran nivel para capacitar y asesorar a los docentes y directivos.”
“Destacamos que con todas las situaciones particulares que pueda tener una escuela, se puede; y nuestras expectativas son ir más allá, para que estos niños tengan la educación de excelencia que merecen,” concluyó.
La escuela y su método
“En la innovación está el éxito o los avances. La Fundación CMPC también ha evolucionado y a nosotros lo que nos ha servido harto es el apoyo que entrega a los docentes y al equipo directivo también, en el sentido de cómo monitorear los procesos educativos, ya que eso nos ha ayudado a ver qué cosas podemos mejorar en ese aspecto; como llevar un seguimiento más profundo y acabado de todos los procesos, y en primer ciclo la ayuda a los profesores en lo que es la clase estructurada que presentan, con planificación y materiales es relevante”, explica el director de la escuela de Nacimiento.
El establecimiento está ubicado en un sector rural a 12 kilómetros de Nacimiento, camino a Santa Juana, Y tiene un total de 80 niños aproximadamente, distribuidos en un curso por cada nivel hasta 8° básico, excepto en prekínder y kínder, en que los menores comparten una sala.
Hay unos 25 niños que viajan todos los días desde Nacimiento, el resto, proviene de sectores rurales, generalmente hacia la cordillera. Para lograr llegar a la escuela deben tomar un bus de acercamiento a las 7 am, y en algunos casos hay niños que caminan cerca de media hora.
“Nosotros somos una escuela con un alto índice de vulnerabilidad. El estrato socioeconómico es bajo en la mayoría de los alumnos. Tenemos casi un 90% de alumnos vulnerables. Hay varios alumnos que vienen desde Nacimiento, porque no les va bien en otros establecimientos y nosotros tratamos de encausarlos en el proceso educativo y sacarlos adelante. En la mayoría de los casos hemos tenido éxito”, comenta Gerardo Cisternas.
El director dice que el compromiso es vital para lograr superar sus resultados y para ello cuenta con 13 profesores en total, incluyendo dos que se enfocan al programa de integración para niños con necesidades educativas especiales.
“Nos cuestionamos harto, intentamos buscar soluciones a los problemas, somos muy exigentes con nosotros mismos, quizás eso ha hecho que nos vaya bien”, señala Cisternas.
Una de las docentes que ha sido parte de este proceso es Magdalena Bravo, que estuvo a cargo durante cuatro años consecutivos del curso que en 2018 obtuvo los mejores resultados de la comuna.
“Teníamos las evaluaciones externas de la Fundación CMPC y en los indicadores notábamos en qué aspectos los alumnos estaban más bajos. Yo con mi asesora de la Fundación, más el equipo técnico de la escuela, íbamos revisando estos indicadores y se iban trabajando en forma personalizada. Yo preparaba actividades y les armaba carpetas con material a cada niño, para lenguaje y matemáticas. Lo que tenía bajo en indicadores siempre lo fui subiendo, sin dejar de lado las otras materias”.
Fue así como uno de los alumnos que Magdalena, la profesora de la Escuela Básica Dollinco, recuerda con especial atención.
“Me llegó un niñito de otra escuela de la comuna de Nacimiento en el 2° semestre a primero básico. Venía muy desfasado, porque justo ese año hubo paros de profesores. Además él se tuvo que operar, faltó a clases y llegó muy desfasado del resto del curso. En primero se trabaja una letra por semana y él no lograba eso muy bien. Con la profesora de integración y la mamá fuimos trabajando las letras. De no saber nada a fin de año ya estaba leyendo, que además era requisito para pasar de curso. Él tenía déficit atencional, era más lento para trabajar, pero se logró y estoy muy orgullosa de él. Cuando nos dieron los resultados del Simce era de los más felices. Se logró nivelar y además integrar al curso, porque en lo afectivo él era muy tímido. Le costaba hacer amigos y relacionarse con sus pares, pero acá el curso lo acogió y lo ayudamos harto”, relata Magdalena.
“A mí la fundación en lo que más me ayudó fue en lenguaje, en estrategias de comprensión, porque hay varias estrategias para poder entender un texto, que hoy en día es lo más difícil de lograr y de esa comprensión pasarlo al escrito”, destaca la profesora de la Escuela Básica Dollinco.
Fundación CMPC
Además de la Escuela Dollinco de Nacimiento, hay otros 34 establecimientos educacionales de los sectores más vulnerables de las regiones Metropolitana, del Maule, del Biobío y de La Araucanía, que la Fundación CMPC apoya.
En conjunto, todas estas escuelas han logrado que principalmente desde 2005 hasta 2018 sus alumnos incrementen en 30 puntos sus resultados en el Simce de Lenguaje, con 277 como promedio, y en 16 puntos en matemáticas en 4° básico, alcanzando los 274, superando el promedio nacional de 260 puntos.
Dentro de los otros establecimientos apoyados por Fundación CMPC también destaca la Escuela Básica Vaquería de Negrete, Región del Biobío, con 316 puntos en lenguaje y 309 en matemáticas.
“El apoyo de la fundación ha hecho que el trabajo de los docentes se ordene, en el sentido que van a poder entregar una cobertura que el Ministerio de Educación exige que los alumnos deban saber cuando salgan de 8° básico. Es parte de la misión de la escuela prepararlos para la enseñanza media”, afirma el director de la Escuela Básica Vaquería, Mauricio Rodríguez.

También destacaron los siguientes resultados:
• Colegio San Juan de Dios, Nacimiento: 300 lenguaje y 285 matemática.
• Escuela Básica Callejones, San Rosendo: 318 lenguaje
• Escuela Grecia: 290 lenguaje y 283 matemática
• Escuela Maitencillo, Yerbas Buenas: 291 puntos matemática (aumentó de 50 puntos del 2017 al 2018).
• Puente Perales, Laja: 288 lenguaje y 292 matemática
• Ignacio Verdugo Cavada, Mulchén: 290 lenguaje y 284 matemática.